Aster Heras

Diario de un sueño

Me llevo a Penélope

Imagen

Siempre he sentido que mi vida era una especie de búsqueda. Desde que tengo uso de razón estoy esperando algo. Quizás algo que me levante o me mueva lo suficiente como para hacer las cosas o quizás espero mi propia voluntad, a saber. La cuestión es que hace cuatro años Hekate, en su infinita sabiduría me puso el camino enfrente y yo me lancé a recorrerlo. Expediciones pequeñas, tramos cortos que aunque difíciles siempre me mantenían cerca de las personas a las que quiero. Luego llegó Grecia y el camino se iluminó de Fuego. Y como un Fénix en un renacer, entendí que para entenderlo tienes que morir antes. Ya he muerto muchas veces estos últimos cuatro años. Ya me he quedado suficientemente a oscuras. 

El año pasado sucedieron demasiadas cosas en mi vida que no supe digerir bien. Creí no haber superado la prueba pues lo único en lo que había puesto ilusión ( Londres como pasarela a Grecia ) se había desvanecido como una cerilla consumida en medio de la noche.  Así que me resigné y asumí que durante unos años no debería pasar. Asi que me lo tomé como siempre me lo he tomado desde que lo descubrí un viaje de Regreso al lugar de donde es mi alma y seguí caminando. Confié en las razones por estar en España y me armé de valor cumpliendo varios de mis proyectos entre otros ayudar a que el primer ritual Panheleno en España sucediera en el Retiro este último solsticio. Seguí con el blog, seguí con el templo, seguí con todo lo planificado y cuando menos me lo esperaba… la suerte y la desgracia a la vez se convierten en un pasaje a Grecia para tres, sin retorno y en unos ahorros sorpresas que pueden pagar una temporada allí. Con Penélope, en su búsqueda, en la búsqueda de lo que nos perdimos. En la búsqueda de la mirada dulce que gobierna el Acrópolis. Maletas casi hechas, pasaportes hechos. Y ella feliz, cantando mientras sueña con vender los tapetillos de las casas de las abuelas Tulas que podemos alquilar con nuestro escaso presupuesto.

No es la primera vez que llego a Grecia con ella. Lo se. Ni siquiera hablo de esta encarnación y si de aquellas la prueba fue olvidar para seguir andando ahora la prueba será resistir y recordar para entender porque olvidamos. O a saber tu…

La cuestión es que de la mano de Alex y de la mía habrá una preciosa mano pequeñita y linda, que me importa mucho más que el resto de las manos del mundo. La tuya. Gracias por seguirme en mi locura. Gracias por llevar mi mismo viaje. 

Efaristó

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: