Aster Heras

Diario de un sueño

Desde la Ilioditi hasta el Deipnon…. Feliz noche de Hekate

La semana pasada el Domingo, nos levantamos temprano y nos pusimos nuestras mejores galas de los colores recomendados para estar acorde a la situación. Emprendimos nuestro camino hacia el Monte de las Musas con las ganas puestas y los corazones encendido. Atenas relucía  con un sol espléndido y una luz preciosa. Alex va contento, es el primer ritual a Apollon al que asiste en Atenas. Subimos la montaña y no puedo evitar emocionarme cuando observo a Luis, es su primera vez en Atenas y casi es como revivir la mía. Llevo un mes y medio aquí y no me acostumbro a pensarlo aún. 

El ritual donde siempre, la gente comienza a llegar y tenemos la suerte de que un señor super simpático nos regala entradas para el Teatro, para dos. Tocan la campana, nos colocamos. Este es el primer ritual desde que venimos que no vamos a hacer nada, asi que disfrutamos de el relajadamente y sin nervios. 

De nuevo Miguel abre el rito, Hestia, Atenea y como siempre las emociones a flor de piel, llegan las invocaciones a Apollo y a Helios y mi alma se enciende, desde lo alto el sol me da en la cara y tengo la sensación de que alguien ha subido la temperatura de la sala unos cuantos grados. Sigo sin comprender las invocaciones enteras. Mi griego aún no da para tanto. Algunas palabras ya cobran sentido en mis oídos pero intento olvidarme, dejarme llevar y con los ojos cerrados y no se si por mi imaginación puedo sentir al Señor del Sol, puedo sentir una luz tan fuerte que empuja a abrir los ojos  para llenarse de vida. Siento al que tantas veces he leído frente a mi altar, al Laureado, al que Ordena el Cosmos con sus notas, al Arquero que nunca falla y una vez más no me cabe en el pecho tanta dicha. Cuando abro los ojos Galena está llorando y Luis también. Alex me da la manita muy fuerte y me sonríe. Se ha dado cuenta de que su Dios está ahí. Cuando termina el ritual de nuevo las conversaciones interesantes y la fiesta, la novedad es que esta vez algunos nos vamos juntos a casa a comer y pasar la tarde. Me tuerzo el tobillo por el camino pero cuando vuelvo a pasear por delante del Templo de Zeus, con las montañas rodeando la ciudad me siento tan feliz que quiero llorar de la emoción, Atenas hoy se ha puesto la cara de guapa y reluce, a pesar del dolor de mi tobillo. Pasamos la tarde felices, con un montón de gente que viene a visitarnos. La novia de Pandion trae un pastel que está delicioso y la noche termina muuuy tarde.

Imagen

Al día siguiente en el día del No, tengo que quedarme en casa por el pie, además de que se nos rompe el cristal de la puerta y me corta la mano, que llevo vendada desde entonces. Ok, semana de reposo obligado, sin moverme mucho del barrio y bajando las revoluciones. Semana que aprovecho para ponerme al día con los blogs, facebook, correos del Templo y de Panolympia y rutinas. También preparo material para futuras lecciones de Alexandros en casa. 

A finales de semana ya me sentía mejor y ayer hicimos un Deipnon Hekate precioso en honor a la Diosa. Con cuatro días de diferencia de mi primera invocación en Madrid a Hekate, en aquel altar del Escorial, ahora el ritual es en nuestra casa de Pagrati, un céntrico barrio de Atenas. La casa se llena de gente y Tery que lleva con nosotros desde las cinco ha venido con un carro lleno de cosas, Aigli trae más ropa para Alex, una alfombra… El pequeño altar que hemos puesto a la Diosa pronto se llena de flores, agua, arena, granadas, cebollas, manzanas…. La gente desborda ganas y felicidad.  Y me vuelvo a poner nerviosa. Hemos decidido hacer el ritual en Español pero al final lo volvemos bilingüe y metemos un himno más, a Artemis. Por un momento estamos gente de 3 paises distintos, en 3 idiomas y 3 generaciones, niños, adultos y gente un poquito más mayor. Alex y el niño de Tery se han hecho amigos y se han adoptado mutuamente. No se entienden, porque uno no habla griego y otro no habla español pero Alex dicen que hablan con el corazón y yo le creo. El ritual sale a flor de piel, la celebración se vuelve una fiesta al terminar y todos compartimos la comida. Cuando Aigli llama a Artemis y veo sus formas, su amor, sus palabras y sus gestos entiendo como funciona esto otra vez. Compruebo con tristeza que realmente las traducciones de los himnos dejan mucho que desear y decido tratar de aprender a recitarlos lo más rapidamente posible. Hablamos mucho acerca de los Dioses, acerca de Hekate, acerca de la vida. Hablamos incluso de lo duro que resulta asomarse a los Templos de tus Dioses sin poder entrar a ellos. Suenan y resuenan en nuestra cabeza sueños y planes. Todos estamos muy felices! Y la energía es absolutamente distinta a como imaginaba la noche, decido que la mejor forma de dejar ir lo que no queremos es que la felicidad sea tanta que no haya espacio para nada mas jajajajaja ¡el vino siempre ayuda!La noche termina a las cinco de la mañana, durmiendo en el suelo porque los críos se han adueñado de la única cama que hay, así que hemos montado un campamento en el salón. Antes de dormir nos hacemos cosquillas y hacemos bromas, por la mañana nos levantamos y trabajamos sobre Mitología y Griego durante todo el día mientras bebemos café. Tery se fué hace un rato, rondando las 11.00 de la noche con su pequeño hijo dejando a Alex dormido cuando hemos cerrado la puerta hemos descubierto que no somos las únicas que estamos echando raíces aquí, las flores que nos regaló  nuestra amiga de su jardín también.

 

Imagen

 

Imagen

Imagen

Imagen

Feliz Semana 🙂 Feliz Noumenia y Feliz Mes 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: