Aster Heras

Diario de un sueño

Cosas a las que se acostumbra uno

Llevo más de medio año aqui. Medio año que da lugar a costumbres, cosas sin las que sería raro vivir ahora. Mi casa, mi hogar, me está dando muchos regalos, algún que otro disgusto y un montón de lecciones. Es evidente que me vine aqui buscando una forma de vivir mi espiritualidad diferente pero, este post no habla de cosas tan elevadas, quiero contaros lo que vivo cada día y con lo que me despierto, lo que me hace sonreir cuando saco a Alex de paseo o cuando voy a hacer mis ejercicios diarios, estos son mis pequeños vicios en esta Tierra mía:

155688_1727463904876_6105594_n

  • Despertarme con el sonido de los gatos del patio de mi casa, que aunque no es mio propiamente ya forma parte de mi corazón. Su higuera, regalo de la Diosa Madre Demeter a los Atenienses cuando le dieron hospitalidad tras la perdida de Perséfone, me saluda cada mañana.
  • Ir a trabajar o a buscar a Galena de su trabajo y encontrarme, tras 10 minutos andando, la Acrópolis desafiante a cualquier caos que pueda generar la moderna Atenas. La Acrópolis, morada de los Dioses, que lleva más de 2000 años mirando como la ciudad se mantiene ahí, unas veces más coherente que otras pero en su sitio. Es una imagen a la que no termino de acostumbrarme aunque sea uno de mis pequeños placeres diarios y siempre tengo un ligero cosquilleo en el estómago cuando bajando la “calle de los gatos” estoy a punto de cruzar la esquina y se que la siguiente imagen después de la colina de las Musas es la casa de Atenea.
  • Mi café. Todos los que me conocéis sabéis que amo el café en todas sus formas. La vida con Galena me ha hecho acercarme a la costumbre de tomar té también pero el café, su aroma, su textura, su sabor… Hace cuatro años que me tomé mi primer café griego y decidí que se había convertido en mi café favorito. Encontrarlo en España es una locura, y el paquete pequeño no suele bajar de 3 euros. Ahora, gracias al supermercado de la esquina puedo permitirme el pequeño placer de desayunar un ellenikó cada mañana, con mi vaso de agua y mi ordenador, mientras ordeno mi día y mis planes.
  • Mi plaza. Vivo en un sitio espectacular. Es una pequeña plaza de un barrio bastante céntrico. Yo nunca he vivido en plaza y siempre me habían dicho que las plazas transforman los ambientes y que vivir en una plaza dentro de una ciudad grande era como vivir de alguna forma en algo más personal y humano. Y asi es. Como vivimos en el bajo, la calle está a un tiro de piedra y es muy fácil bajar. Siempre, alguna de las dos cafeterías que nos rodean tienen las mesas fuera y bajes a la hora que bajes ( a no ser que sea de madrugada :)) vas a encontrarte un “Kalimera” amable de los camareros o de los mismos clientes. Si bajas por la tarde noche, escucharás la música tradicional en directo y a los griegos disfrutando de ella. Olores que explotan en tus sentidos, gente riéndo, niños jugando en el parque. Mi plaza me sabe a Grecia y Grecia me sabe a vida.
  • Plaka. Alguno de vosotros ya conocéis Plaka. Es el barrio tradicional de la ciudad. Muchas casitas del periodo Otomano restauradas y convertidas en tiendas de souvenires y restaurantes. Plaka es un barrio de rincones iluminados de velas y mesas con manteles blancos y flores de colores. Las miles de tiendas que hay os pondran los dientes largos aunque vayas absolutamente convencido de que no necesitas nada. Y aunque no siempre es agradable encontrarse que tus Dioses son souvenires listos para ser devorados por las hordas de japoneses cada verano, es un punto encontrar las figuras, platos, pedestales y columnas que necesitas por 14 euros sin gastos de envio 😉
  • El queso feta. Amo el queso en todas sus variantes y este es el pais más perfecto para eso. Pero encontrar en el supermercado el queso feta por 1.80 euros es algo a lo que no termino de acostumbrarme. En España procuraba que un paquetito me durara dos semanas y lo racionaba absolutamente para todo. Ahora he añadido a mi lista de receta unas 10 más que son a base de feta. Asi que eso, más mi reciente condición de casi vegetariana hacen que, se vuelva imprescindible para mi! jajaja
  • El idioma. Amo el griego, me está costando sudores aprenderlo y creía que sería más fácil pero quiero hacerlo bien asi que no me estoy permitiendo muchos errores y quizás estoy siendo un poco dura conmigo misma, pero para mi es el idioma con el que los Dioses nos hablaron por primera vez, merece el respeto de lo sagrado. Asi que pasito a pasito voy metiéndolo en mi cabeza, dándole el lugar que se merece. Me he “acostumbrado” a leer todo lo que se me cruza e intentar descifrarlo, casi como un juego los carteles se van descubriendo con el paso de los meses. El otro día lo hablé con Galena, estoy segura de que va a ser muy raro volver a España y verlo todo con el alfabeto latino, aunque sigo amando mi lengua materna ;), leer y ver los carteles en griego se ha convertido en algo normal para nosotras 🙂

Hay muchas más cosas, pequeños detalles que costruyen nuestro día y que lo hacen especial. A veces nos desesperamos, el país no está en su mejor momento y algunos griegos nos lo hacen saber no siempre con buenas formas. La burocracia Ateniense es absolutamente caótica y cada funcionario puede darte una versión/interpretación de como se hacen las cosas para que te vuelvas absolutamente loco. La Iglesia está dentro de cada uno de los rincones de este país y aunque quizás en Atenas se nota menos que en sitios más pequeños impacta ver a medio autobus presignándose al compás cada vez que pasan por una iglesia ( y creedme, hay muchas iglesias en Atenas), los griegos conducen como locos y los semáforos estan por normativa europea, estoy segura jajaja pero pese a todo lo malo, cuando quitas el velo del progreso y vuelves la mirada a lo que fué, descubres lo que de verdad es, una ciudad, un país, un pueblo cargado de vida y de energía de los Dioses y por alguna bendita razón ahora nosotros, formamos parte de este red que cada día Atenea teje para sostener la ciudad que lleva su nombre. Una red que sostiene su casa, en lo más alto, mirándonos a todos.

643946_10201634954783648_1504120679_n

Kalimera!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: