Aster Heras

Diario de un sueño

Σιγά μην κλάψω, σιγά μη φοβηθώ

Empezar mi viaje echándote de menos no fué del todo bueno

Ahora comienzo a recordar y te encuentro en las esquinas de Atenas

Dejas tu cerveza olvidada en nuestros escalones

y aunque nunca me gustó el rap, bailo al son de tus canciones

No tendré miedo, no me callaré, no conseguiran que me vaya

No olvidaré lo que has hecho por todos nosotros

Te recordaré como lo que eres y a mis hijos les hablaré de ti

voy a grabar tu nombre en nuestras vidas

y cada nota de tus melodías

Ahora  un fuego enciende nuestro altar cada mañana

Lo trajo un soldado, un amigo, un hermano, hasta mi casa

Y en la mesa duerme, una Iliada vieja, llena de rabia

que reparte gotas de justicia en nuestras almas,

No te preocupes, todos pensamos en ella,

incluso yo, sin conocerla, tengo un lugar para ella

 mi mujer llena sus ojos de lágrimas cada vez que la recuerda

Vamos a intentar cuidarla tan bien como seguro tu lo hacías

Y mientras tanto,

en cada Anthesteria,

Encontraremos sitari en los kioskos de madrugada

y tu nombre estará con nuestro ancestros,

para que nuestra voz y nuestras letras

puedan pedir ante los Dioses,

La Justicia que los hombres, no tenemos.

 

Σιγά μην κλάψω, σιγά μη φοβηθώ

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: