Aster Heras

Diario de un sueño

Un poco de intolerancia, me disculpan…

Este es mi sitio. Siento si lo que voy a decir no le gusta a alguien o alguien se siente ofendido. Suelo ser tolerante y respetuosa con todas las religiones del mundo. Siempre he apostado por trabajar duro en el culto a mis Dioses y volver a poner nuestra tradición en su lugar en lugar de tirar piedras contras las ventanas de Iglesias en un alarde de rebeldía. Pensaba esto muy abiertamente desde que empecé mi camino en el paganismo y desde que soy helenista siempre he estado a favor de ser mejores que ellos y no caer en sus errores. Demostrarles que podemos convivir con ellos sin despreciar a su Dios. Ni a su religión.

Quizás Grecia me ha cambiado en ese punto. No se crean, tengo una buena trayectoria de pasar a templos botellas de agua para libar a escondidas o de vino, que nunca se me ocurriría echar en los marmoles, no se preocupen no soy una loca descerebrada. También tengo una larga trayectoría de actuación en los templos para fingir que soy una turista y que estoy viendo el Partenón por primera vez, para evitar que el guardia se me acerque cuando leo mi libro de himnos órficos en bajo y me diga que “no estan permitidas las demostraciones religiosas” ¿que pasa con las cuatro mil cruces que trae la gente colgada? ¿o con los sacerdotes con sus túnicas y sus gorros presignandose en la entrada? También se de pelearme en la Antigua Esparta con los gitanos autóctonos del lugar, para poder echar un poco de agua y semillas en un templo abandonado de la mano de un gobierno que ignora su pasado y asesina su futuro. Se de coger bolsas y limpiar el camino Panathinaico de la mierda que dejan los turistas y de que los chinos me tiren fotos cuando me acerco a el Templo de Zeus Olimpico a poner flores. Que por cierto, allí también un guardia un día me dijo que no podía rezar y que no se iba a mover de enfrente de mi hasta que no me fuera. Se de tener que aguantar las campanas de las iglesias sonando cada domingo, siete de la mañana, cuando mis queridos compatriotas tienen festividades o de la Megalh Ebdomada (Semana Santa) y sus 24 horas de “don don” sin parar. Creanme, pese a esto, soy tolerante. La mayoría de las veces hago los cultos desde mi casa y callo. En el viernes santo mientras un Jesus muerto paseaba por las calles de mi Sagrada Atenas, yo leía el himno de Museo en mi enmudecido patio, con lágrimas en los ojos y avergonzada de un pueblo que se ha rendido a un Dios extranjero, olvidando a los Dioses que le dieron el nombre a la Tierra donde nacieron.

Voy más allá. Las Escuelas se abren con una ceremonia ortodoxa y la bendición de estos “men in black” y en los troleys amables ancianas se afanan en decirte que tu saludo a los Dioses, cuando pasas por una calle donde hay unos siete templos antiguos no es la forma “correcta” de presignarte y que ellas te enseñaran. Cuando le aclaras que eres politeista te dan el nombre de un cura y te dicen que la “única verdad es Dios” y que “si quieres ser griega tienes que bautizarte”. Tragas saliva. Piensas que en algun momento la balanza se dará la vuelta y los Dioses equilibraran esto. Buscas en los libros de Historia intentando saber que pasó, que sucedió para que de repente un pueblo piadoso a sus Dioses decidiera olvidarse de ellos.

Bueno, no solo un pueblo. Muchos pueblos, mi tierra natal ha pasado por un proceso parecido, donde los Santos estan inmortalizados en estatuas encima de Robles Sagrados que cortaron por considerarlos profanos, me acuerdo del Peñon de Almuñecar en Granada dedicado a Tanit y de la pequeña cruz coronando su destrucción y me acuerdo de Murcia y su Luz, perdida en un convento de extrañas costumbres que adora a una “Santa” que sale de una cueva cada Marzo y se mete en la cueva cada Septiembre. Y que cuida de las montañas y de las personas que viven cerca. Cerca de la cueva sagrada de los Cristianos hay un templo ¿Adivinen de quien? Un templo Ibero a Hekate, Demeter y Persefone. Las Diosas que marcan las estaciones y que guardan los Misterios de la Tierra. ¡Que sorpresa! Y como duele encontrarse a Afroditas disfrazadas de Virgenes del Carmen, a Virgenes de la Sabíduria que tienen la romeria en Agosto en una procesión donde se le cambia el peplo, que digo ¡discúlpenme! vestido, a la Virgen.

Pero perdónemne, a pesar de todo esto no me levanto con ganas de matar Cristianos cada día. No me levanto con ganas de coger la Odisea y llamar puerta a puerta a predicar la palabra de Homero o hablar de las Virtudes de Orfeo. Hago mi vida y mi trabajo, compagino mis vacaciones con las fiestas de mi tradición y procuro trabajar en las fiestas cristianas para asi luego no tener problemas. Solo me niego a esconderlos. He mudado mi casa 3000 kilometros por estar en la Tierra donde se manifestaron a los humanos como para declararme Atea en público. A mucha gente no le gusta y está bien, son libres de dejar de hablarme o cambiarse de silla en el autobus si quieren. Ese es su problema y no el mio. El resto del Tiempo incluso disfruto de una buena conversación de religiones comparadas y no deja de asombrarme de todos los caminos que pueblan la Tierra y nos llevan a lo Sagrado.

Eso si, cuando, en la noche cierro los ojos y recuerdo, a mi hijo preguntándome ¿Por qué ese Dios tiene tantas casas y los casas de nuestros Dioses estan rotas? O recuerdo la figura de la Sagrada Afrodita con una cruz esculpida en el rostro o recuerdo a una de mis mejores amigas aquí, profesora, contándome la ceremonia de Apertura de las Escuelas, o recuerdo la de veces que me gustaría entrar en el Partenón y no puedo porque no tengo dinero y además si lo tengo me lo pienso pues hace poco me contaron que el cuarenta por ciento de las entradas a recintos arqueológicos van a las arcas de Iglesia… asi que de 12 euros, cinco son para ellos… una hora de mi trabajo para mis amigos curas. O recuerdo que con mis impuestos pago su sueldo por el mero hecho de vivir en la Tierra de mis Dioses. Entonces, entonces quiero matarlos a todos. Entonces quiero olvidarme de la tolerancia y salir a dar voces a la ciudad, llamarles traidores y , largarme a una isla desierta y dejar este mundo en el que vivimos, donde el Dios de los Judíos, el Dios tribal de los Judíos se ha apoderado por alguna extraña razón del mundo entero y pretende mantenernos esclavizados mientras una panda de caciques que se hacen llamar sacerdotes  llenan sus tripas, sus cuentas de banco y sus arcas de nuestro dinero.

Se que tengo muchos amigos católicos y cristianos y os pido perdón desde ya. Como dije al principio este es mi blog y si no te gusta eres libre de no leerlo, incluso de no hablarme. Hay días en los que no puedes más y las letras son la única salida para seguir siendo tolerante un poco más e intentar entender esta sin razón que se ha instalado en el mundo. Mientras sigo mirando al cielo, esperando que el águila de Zeus traiga el símbolo sagrado que anuncio Juliano y despierte al mundo de todo lo que está pasando.

Anuncios

2 comentarios

  1. N. Curtia Postuma

    He dado con este post por casualidad, buscando algo distinto pero el “zapeo” por internet es impresionante lo que nos puede descubrir. Comprendo y comparto cada una de tus letras, ese sentimiento de forzada calma hasta el punto de que sientes que te satura el espíritu y la rabia te puede; rabia que acabas transformando en lágrimas porque no hay más opción. Yo pertenezco al Cultus Deorum Romanorum, me gusta llamarme a mi misma romana, pero no, resulta que hoy ser “romano” es el tercer adjetivo del catolicismo “católico, apostólico y romano”. Trabajo todo el año para poner unos euros a parte y poder viajar a Roma y cuando llego allí es como bien dices… y el hecho de que en Panteón que fue levantado para el culto a todos los dioses romanos ahora se use para culto de un único dios judío me lleva a extremos de como tú, salir a matar gente.
    Gracias por compartir tu sentir, que es el de muchos, por desgracia.

    • Ey gracias por tu comentario, yo también he venido cada año y al vivir aqui es casi que peor, porque los ves pasear por la ciudad como si fueran los amos, no quiero ni imaginarme como será Roma con el Vaticano al lado. Si quieres podemos añadirnos al facebook o escribirnos. Mi mail es domatiomou@gmail.com 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: