Aster Heras

Diario de un sueño

Mirando al pasado, con una sonrisa.

Llevo unos días en Madrid, esta es la primera vez que volvemos desde que nos fuimos y la verdad ha sido como un viaje atrás en el tiempo donde estoy descubriendo muchas cosas. Ya no siento Grecia como un país lejano o como un sueño imposible. Ahora la siento como mi casa. Ya no la echo de menos cuando miro por la ventana de la cocina y en el pecho ya no hay el nudo de pensar que estoy a casi 4000 km de distancia, porque no la hay, ni distancia, ni espacio, puedo estar allí cuando quiera, solo con cerrar los ojos. Ahora se como duele, como alegra, como enciende el alma, como enfada y como llena la vida. Se como funcionan los funcionarios, cuanto vale el metro o como se cogen los autobuses. Se como son las lunas llenas frente a las cosas del Egeo, o como son las lunas nuevas en el Templo de Artemis Agrotera. Puedo sentirla solo con mantenerla una centésima de segundo en mi mente y esto pone un punto y seguido en mi vida muy fácil de continuar.

Con gran sorpresa he descubierto cosas que no me han gustado nada en la casa, cosas de nuevo que no me esperaba y cosas que se supone que tengo que aceptar porque “fui mala”. Hace mucho tiempo que decidí que no iba a juzgar a nadie más y no lo haré, ni siquiera a mi misma. Asi que señores, siguen sorprendiéndome después de todo, han conseguido que por breves minutos me volviera a enfadar y además que ese enfado arrastrase el resto de lo que pudiera quedar vuestro entre estas paredes. Ya no hay nada más.  Que las páginas de los libros que no habéis llenado se muestren para vosotros, quizás asi aprendáis a no malinterpretar todo lo que se dice, las palabras siempre tienen ese don. Deseo, desde lo más profundo de mi ser, que seais tan felices y tan libres como yo, pues en el fondo, os lo mereceis.

Habiéndome liberado del peso de la justicia, de mi propia culpa y de mis resentimientos, impuestos por juicios ajenos, tengo que decir que son unos buenos días. La casa está llena de amigos, con las manos y el corazón llenos de amor. Hemos tenido desde secuestros, hasta lloros!! Es muy bonito saber que la gente nos quiere tanto 🙂 La tesis de mi amigo fué un éxito y pocas veces me he sentido tan orgullosa de alguien. Mi hijo está super feliz con su padre, aprovechando el tiempo al máximo y rencontrarse con todas tus cosas siempre es un puntazo. Eso si, tanto Galena como yo hemos descubierto que somos unas trasteras que adoran guardar cosas. Y eso va a cambiar. Este ultimo año hemos aprendido a llenar la cabeza, el alma y el corazón de cosas que no son materiales. Se acabo llenar los vacios con estanterías de cosas que guardar. Y ayer mismo regalamos un monton de libros de Wicca y Magia que ya no vamos a volver a necesitar. La loca de la Dana regalando libros? Pues si!

Aún estamos sólo en la mitad del viaje. el ecuador, los días que quedan son prometedores. España nos deja un sabor muy lindo en la boca que durará muchos meses y que nos hará volver pronto y seguir trabajando para que el paganismo español y el helenismo en España sigan avanzando.

Gracias a todos los que estáis haciendo este viaje especial 🙂 Y Gracias España, por descubrirnos que siempre habrá razones para volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: