Aster Heras

Diario de un sueño

Como gotas de agua escapándose…

De la taza de té, asi os recuerdo… siempre rebeldes y siempre más claros que el resto. De tantas vueltas que da la cuchara más de uno salimos mareados del viaje. Un trago de melancolía que a veces me sale caro y que me tumba en cama por dos días cuando entre las paredes de mi casa sigo echando de menos unas risas que ya no escucho. Gotas con sabor a Francia, con sabor a Bloomsbury, gotas son sabor a tinta y magia, gotas que saltan y dejan al té preguntándose donde ha ido. Gotas que tocan el violín mejor que cualquier músico moderno, gotas que son el mejor padre y el mejor amigo, gotas que escapan de la hipocresía de la sociedad que los ha encerrado en la taza. Gotas que saltan. Gotas que se levantan. Gotas.

Gotas que dejan la hora del té medio vacía, pero que la decoran con su ausencia y que a su vez son todas ellas más que cualquier reunión in the afternoon, gotas que brillan más que mil estrellas, gotas dueñas de su destino que cayeron en la trampa, gotas que creen o que se olvidan, gotas que se pelean y no se vuelven a hablar, pero gotas de lo mismo, de las mismas vueltas, del mismo sitio. Gotas que pertenecen a mi taza y que tengo o ya no, gotas que he visto saltar y que puedo seguir o otras que ya se perdieron, gotas que me recuerdan las injusticias y las verdades que quiero contar, gotas que son más que cualquier fenix renaciendo.

Y todas saltan. Todas lejos del té, que a veces quema demasiado y otras veces se queda demasiado frio.

Gotas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: