Aster Heras

Diario de un sueño

La esperanza, que es asi…

11403107_10207108680613858_2871869360757187662_n

Menuda fiesta ayer…

Dimos un salto del ordenador y nos fuimos a Sintagma, a celebrar el no. Los que me conocen saben cuantas veces he celebrado el No que Grecia dió a Musolini hace tantos años desde mi casa de España ¿como quedarse ahora frente a la pantalla?

Desaté la bandera que lleva en el balcón desde que Tsipras convocó el referendum y de camino a la plaza un taxista nos llevó por sólo tres euros, pidiéndonos que gritaramos por el también, que estaba trabajando y no podía. Al descubrir que eramos españolas nos dijo “Venceremos” “Toda Europa le ganará a los bancos”.

No se me ocurre un mejor sitio donde empezar esta lucha que bajo la mirada de Atenea y sobre el suelo de los Dioses Helenos. La plaza estaba abarrotada, pero en un ambiente de fiesta. Incluso los anarquistas y los movimientos más radicales estaban en el mismo modo. Dimos una vuelta y nos encontramos a unos españoles de Murcia con los que estuvimos mucho tiempo, explicandole cosas del país. Vino Aigli, de azul y blanco y nos recordó que ahí mismo era donde hace cinco años el pueblo estaba gritándole al gobierno que NO quería endeudarse de por vida y pidiendole explicaciones sobre lo que había pasado con el dinero, al mismo gobierno corrupto al que le concedieron el rescate. Nos contaba trucos de como escapar de la policia y de como aquellos días siguen en su memoria. Yo recordé aquella votación, en casa. Y recordé como cada NAI de los politicos griegos se me clavaba en el corazón, como un puñal. Ayer no estaba en la televisión, estaba en las calles… por fin…

Y celebrando el NO, nos sorprendieron banderas y camisetas de la Republica Española. A por la tercera! Cambiamos de sitio y nos fuimos donde estaba la música. Entonces, dimos muchas palmas y cantamos. Una señora de media edad me toma de la mano y me mete a bailar en la cadena de gente. No es dificil bailar y los pasos suelen ser fácil, por lo que aunque no los conozcas los coges pronto. La gente se mira y sonríe y se canta entre ellos. Es una canción que he escuchado tantas veces que ni siquiera tengo que recordar la letra, se llama “Grecia, te quiero”. Galena se une a la fiesta, y me mira y se rie, como diciendo al final te has salido con la tuya… pero está muy preciosa haciendo cadenitas griegas, como ella las llama.

Se escucha a alguien animando a la gente.

¡Mañana amanecerá de nuevo y seguiremos luchando!

¡Vamos a luchar contra la injusticia y a crear entre todos una nueva Europa!

Decidme que dicen los griegos y todo el mundo OXI!!!

Pierdo de vista a Aigli y de repente comienza a sonar “Ena to xelidoni” una canción que ambas amamos y que siempre que podemos la escuchamos juntas. Entonces me voy a buscarla y se une al círculo con lágrimas en los ojos. Me recuerda en cada estrofa la primera frase, que sabe que siempre se me olvida. Un chico me pregunta algo que no entiendo y le digo que no hablo bien griego ¿No jodas, tia? ¿De verdad no eres griega? Bueno si, soy griega, pero no he nacido aqui, me dan ganas de responderle jajajajaja.

Nos compramos algo para cargar las pilas y nos sentamos un poco separadas del follón y cuando llevamos el cigarro y la bebida a medias comienza a sonar Zorba y le digo a las dos, eh!! adios! a bailar otra vez!  Y de nuevo nos volemos a unir a las cadenas de gente que bailan…

Mañana se trabaja asi que sobre las 1 la plaza se empieza a quedar vacia. Cogemos la calle Amalias, y terminamos en el Templo de Zeus, clavando la bandera de Grecia en la Tierra y honrando a los Dioses con libaciones e himnos. Gracias por permitirnos decidir, gracias por permitirnos decir NO.

Cuando llego a casa lo recuerdo todo. Se que el amanecer traera novedades varias y que no todas serán buenas. La sombra del miedo se asoma por la esquina cuando escucho dentro de mi cabeza una voz más fuerte que cualquier oscuridad. La voz de la libertad que grita OXI con todas sus fuerzas. La libertad que de nuevo se pasea entre las calles de un país que ha hecho de ella su bandera. Y se que Grecia nunca pasará, se que Grecia puede vivir sin Europa pero Europa no sin Grecia, porque Grecia esta semana ya está en el corazón de las gente y nada importara lo que digan las Merkels, los Guindos, los Rajoys o los Hollandes digan. Ganaremos. Venceremos. θα  νικήσαμε!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: