Aster Heras

Diario de un sueño

Al otro lado, nuestras Maimaktirias en Atenas!

Hay momentos en la vida para enmarcar. Afortunadamente suelo tener muchos de esos y suelo ser consciente de ellos. Esos momentos, donde te sales de la escena y contemplas cual perfecto puede llegar a ser nuestro viaje, nuestro camino. Hoy vengo de uno de ellos. Déjame que te lo cuente, porque así tu también serás parte de el.

Desde que vinimos a vivir aquí, conocemos un sitio que aunque cerrado y casi olvidado por los Atenienses sigue estando lleno de vida. Al lado del Templo de Zeus Olímpico, existe un lugar, donde hay al menos 3 templos importantes. Uno a Kronos y a Rhea, otro el Altar Panhelénico de Apolo y otro, otro a Zeus. Es una zona que está siendo excavada y que como en tantos otros lugares no se mueve ni una piedra por la crisis. Desde que vivimos en Atenas, como dije, nuestro amigo y compañero Miguel nos presentó este lugar y nos informó de los tesoros que contenían aquellas piedras calladas. Y desde entonces, hemos puesto ofrendas desde afuera, desde la valla. Alargando el brazo como queriendo ser un hombre de chicle, el Boomer, de esos que se estiran y pueden entrar por cualquier sitio. Poniendo todo nuestro empeño en que las ofrendas, al menos fueran a parar a la piedra más cercana evitando así que estén en el suelo. Y esto a la larga frustra un poco. Lo miras de lejos y piensas, al menos estoy aquí enfrente y no tan lejos como cuando vivía en Madrid… pero aún así, el resquemor se te queda por dentro…

11110976_10206861348870719_3183705772173171892_n

Hoy hemos celebrado las MAIMAKTERIAS que son las fiestas al Padre de todos los Dioses, Zeus, para pedirle que nos envíe un dulce invierno… Como si no lo estuviera haciendo ya. Nadie con chaqueta y una buen parte de nosotros en manga corta. Hemos quedado dentro del Templo y cuando los veo desde lejos, me siento orgullosa de pertenecer a Labrys y de ser parte de esta maquinaria, que mes a mes, va ganando el pulso casi siempre a la carrera de obstáculos que a veces tenemos. Todos llevamos colores parecidos así que pese a que no deberíamos llamar mucho la atención, desde lejos somos un grupo considerable. Me acerco y ya vamos diciendo “Hola” a todos. Besos, abrazos ¿cómo estás? Preparamos el ritual mientras esperamos que la gente venga. En la parte de arriba, donde todos los turistas están, no nos dejan llamar mucho la atención, hay que ser discretos, pero cuando tienes enfrente las columnas del Olimpeion de Zeus, el resto de las cosas sobran. Asi que Erymanthos no ha puesto mucho más que unas piedras y el trípode del incienso mientras George, coge a Zeus entre sus manos. Nos toca a Alex y a mi, vamos a hacer la apertura del ritual, son 3 frases y aunque hemos ensayado muchísimo, Alex me aprieta mucho la mano, está nervioso. Hasta yo estoy nerviosa con esas columnas mirándonos. Terminamos y nos miramos, mi pequeño ha estado fantástico. Repetimos todos juntos la oración a Pletón  y vamos en procesión hasta la parte secreta del Templo, la parte que poca gente conoce, allí estaremos más tiempo, y más libres para honrar a los Dioses, en nuestra tradición, porque como ha dicho Ery, lo seguiremos haciendo sin importar que pase, cada año. En procesión los veo caminar, bajo los mismos cantos que llaman a Zeus, el Supremo, el Padre de los Dioses y de los Hombres. Un perro blanco nos viene a saludar, teniendo en cuenta que Zeus patrocina a estos animales, con este color, no puede ser más que una buena señal. En ese momento no existe el tiempo. Atenas, la moderna, el perfecto caos que cada día nos rodea no está ahí afuera. Es imposible que esté. Y la Grecia que amo crece de nuevo bajo nuestros pies. Conectados a la tradición, a nuestros Ancestros y a nuestros Dioses marchamos. Alex aún de mi mano, mantiene el silencio y solo abre la boca para cantar a Zeus. Galena y Edrey se han quedado un poco más atrás. Hoy es un gran día para todos.

Cuando llegamos al sitio elegido montamos el altar. Estamos literalmente rodeados de templos antiguos y el lugar parece cobrar vida. Las abejas vienen a saludarnos muy pronto. Los botes de agua con miel las han llamado, pero yo no puedo evitar pensar en Demeter. Primero Miguel honra a Zeus, y su voz y sus manos se elevan más allá de cualquier nube que ahya en el cielo. Entonces le toca el turno a Katya y a Giorgos que honran a Kronos y Rhea y aunque hemos hecho una preciosa corona para las Horas, mi niño decide que el momento de darla de ofrenda es para Rhea. Katya toma la corona y lo abraza. Ambos se quedan hasta que el himno de Kronos termina y juntos la ponen de ofrenda. Alex vuelve con nosotras  mientras Aigli sale a recitar el himno de las Horas. Las Diosas que marcan las Estaciones. Cuando termina, honramos de nuevo a Zeus y nos toca decir el cierre, a los dos de nuevo. Ahora Alex camina seguro, se siente parte de todo lo que nos rodea y yo no puedo evitar emocionarme pues reconozco a el a alguien que está tan conectado a esto como yo. Entonces, de nuevo me olvido de todo y cerramos el ritual “las tristezas y las penas alejad” Que así sea y así será. Besos, abrazos, comida y vino. Es el momento de compartir. Algunos nos escapamos a ver el resto de los templos y es el momento de volver, mientras vuelvo, desde dentro del lugar que siempre veo detrás de una valla, se que aunque no hemos dicho su himno hoy, hay otra Diosa que ha estado muy presente. La Victoria. Cruzar la valla ha sido uno de sus regalos. Transformar las viejas piedras en un altar también. Que tengáis un feliz invierno, dulce y cálido, traído por el supremo Zeus.

12313516_10208233539902534_723044311052244717_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: