Aster Heras

Diario de un sueño

Una vez cada año…

El Atica Dionisia nos da la oportunidad de entender como eran las fiestas en la Hellas de antaño. Me pasó a mi, aquel día cuando con un taxi y con el corazón lleno de ganas fuí por primera vez, y le pasa a todo el mundo, incluso cuando repites. Incluso cuando sales al escenario y has sido parte del proceso.

Como a nosotras, por primera vez ayer. Desgraciadamente no pudimos ser parte de la obra porque las obligaciones no nos han permitido ir a los cinco meses de ensayos que llevan haciendo los miembros de nuestra comunidad, pero hemos asistido a la parte final, hemos cantado con ellos, hemos vivido sus nervios, hemos preparado inciensos, ayudado con el altar y finalmente hemos sido parte, con todos los miembros de Labrys, de la procesión inicial. Un honor que hace cinco años, no hubiera estado ni tan siquiera en mis mejores sueños.

Una puerta se abrió y nuestros corazones ardieron con el himno de Hestia, vibraron con el de Dionisos, bailaron con la alegría que las Musas traen a la vida, el agua de Afrodita nos recordó que la Belleza está en todas las cosas y los guerreros de Ares, la fuerza que rompe cualquiera de las barreras. Todo eso, para darnos un paseo por la historia de nuestro país y recordar lo que hemos perdido, pero lo que jamás nos han podido quitar y se ha quedado con nosotros. El amor hacia los Dioses, el amor hacia la Vida y la Alegría. Quizás parece que esos tiempos, donde el humo de los inciensos cubría los cielos, donde la gente cantaba y bailaba en las fiestas todos juntos, donde se buscaba la armonía de la Vida del hombre con la Naturaleza y vivíamos acorde a los ciclos y a los Dioses, quizás parece que todo eso se quedo en el pasado y que ahora que reina el caos, la crisis, pensamos que  nada de la luz de antaño volverá a iluminar el presente y el futuro, pero, ayer los chicos de Labrys con sus voces, grabaron en nuestro corazón un mensaje, el espíritu de Hellas sigue vivo, en cada uno de nosotros y eso es lo que hará que los cimientos de lo Antiguo, reconstruyan lo Nuevo, dejando que las sombras que se han hecho grandes de forma injusta, simplemente desaparezcan.

No puedo estar más agradecida a la vida, ayer bailé hasta que me dolieron los pies, parece que ya soy capaz de seguir una de esas cadenas gigantes de bailes tradiciones!! Bebí vino, comí, besé a mi mujer y reí tanto que me dolía la tripa, pero también lloré lágrimas de alegría al saberme parte de algo tan grande y tan lleno de vida como es LABRYS. Fueron ellos los que una noche como la de ayer pero hace cinco años abrieron el camino del Helenismo en mi vida, jamás pensé que los Dioses me darían la oportunidad de vivirlo junto a ellos.

ola-ta-meli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: