Aster Heras

Diario de un sueño

Una semana especial

Es Domingo y llevo más de dos horas despierta, a pesar de que son las 10.30. Las ventanas abiertas, las camas hechas, es momento de ponerse a escribir. Amo mi casa, amo mi calle, amo mi vida, amo el país en el que vivo y amo a mi familia. Esta calma que tiene mi vida, me acuna y me hace ponerme a pensar y usar mi imaginación para crear historias nuevas. Se me han ocurrido dos libros más de los que no revelaré nada pero si me pondré a escribir en cuanto venga del Olimpo.

Ya estamos oficialmente en la cuenta atrás para marcharnos. Cosiendo en casi todo mi tiempo libre, para terminar los peplos, ropa nueva para algunos días, una tienda de campaña y un saco de dormir nuevo para Alex. Planes, que comida llevar y sobre todo que voy a hacer durante esos días para aprovechar más el viaje que el año pasado y conectar más con el sitio. Creo que este año, voy a tomármelo un poco en la misma linea que el resto de las cosas, un poco a lo ermitaño. De verdad que el sitio lo merece, no siempre se tiene la oportunidad de hacer acampada libre, en medio de un bosque en la casa de los Dioses.

Este año también haré mi cambio de nombre griego, de forma oficial. También estoy cambiando los papeles para incluir este cambio en mi vida legal, tanto en mi identidad griega como en la española. El nombre será Palladía, es mágico porque saldré de Atenas como Danae, y volveré a Atenas como Palladía, tras mi paso por el Monte Sagrado. Bajo la Egida de Atenea, a la que pediré su ayuda para responder al nombre que he elegido, espero que algún día personalidad refleje lo que este nombre representa. Todo el mundo estaba pensando que elegiría Circe o Medea jajajaja, pero no, mi nacimiento está marcada por la Diosa de los ojos azules y ella fue quien descubrió para mi el sendero hacia la tradición helénica.

Y hablando de Hekate, el trabajo con el Covenant de Hekate cada vez me gusta más, siento que puedo hacer cosas y compartir lo que siento por la Diosa de las Encrucijadas con personas de todo el mundo, como si ella hubiera tejido una gran red que nos sostiene a todos, y eso es magnifico. Un regalo, cada vez estoy más contenta de haberme convertido en una Portadora de la Antorcha del Covenant.

Voy a ir cerrando el post, queda mucho para hacer y solo 48 horas para irnos al Monte Sagrado, a la morada de los Dioses Olímpicos. Que tengáis una buena semana y que las bendiciones de los Dioses llenen vuestros días.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: