Aster Heras

Diario de un sueño

Recolectando años, sembrando vida

6 maletas, 2 adultos y un niño. 1200 euros y un montón de sueños. El dinero que suelen costar unas vacaciones era el dinero que teníamos para empezar nuestra nueva vida. Un golpe de suerte, un piso barato y un montón de amigos hicieron el resto.

Tres años más tarde, con dos idiomas más cada uno, la vida que no iba a ser tan de ensueño como parecía es de una realidad asombrosa y despierta.

He cruzado periodos muy duros aquí. Periodos que han hecho que esa pequeña turista enamorada de la Grecia de los libros, despierte. Lo que antes me hacía sonreír, ahora me hace enfadarme. Lo que antes me emocionaba ahora me saca de mis casillas. Pero ahora, la quiero de otra forma, la busco de otra forma. La he bajado del pedestal para encontrarla en la tierra. No cambiaría ni uno de mis días aquí, porque todos han sido un regalo de los Dioses. Grecia ha sido, materialmente y emocionalmente hablando el cambio de mi vida que más me ha costado. Un cambio que sacudió mi vida y la movió tanto que muy pocas cosas permanecen ya en ella de las que había tres años atrás. Pero como si de una madre se tratase, los huecos que han dejado esas huellas del pasado se han rellenado pronto de lecciones, de amigos, de familia.

Estoy lista para otros tres años, y para otros 30, si me pones 300 los cogeré de igual forma. El suelo que piso por fin sabe mi nombre y eso, no tiene ningún igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: