Aster Heras

Diario de un sueño

La vida tras la máscara de Dionisos, cuarto año de Faliforia en Atenas…

Estamos todos listos, hemos salido de casa con las máscaras. Las caras de espanto y asombro nos han acompañado desde el principio del camino. Alex muestra orgulloso su traje de leopardo y su máscara. Este año le han regalado una corona de hiedra para que lleve en la cabeza. Tras unas palabras de Pandion, los tirsos golpean el suelo. Llamamos a los Dioses, llamamos a Dionisos, los gritos empiezan, estamos listos para empezar. El Falo se levanta y las bacantes bailan, las ménades también. Los músicos adornan de armonía nuestros pasos. Cantamos canciones, hacemos bromas y los sátiros se encargan de que nadie se aburra. Este año decidí responder a toda la gente que siempre dice ¡Virgencita mía! cuando nos ve, que no, que no era nada de la virgencita, que estabamos allí por Dionisos.

Salir a la calle y poder ser lo que eres, sin esconderte. Reir tanto que te duela la tripa. Bailar, bailar, bailar, golpear la tierra otra vez con los tirsos para despertarla, para hacer que se mueva con nosotros. Honrar al falo como simbolo de fertilidad, honrar la felicidad como forma de vida, olvidarse de la verguenza y del miedo, eso es Dionisos. La vida, el placer, la diversión, la libertad. El siempre encuentra la forma de que desate cuerdas inutiles que no me dejan volar. El que es único para recordarme quien soy. El que es lo que está vivo en medio de lo muerto.

La Faliforia es una de mis fiestas preferidas. Junto con la Anthesteria y la Panateneas. Quizas porque en cierto modo es una de las festividades que estamos celebrando más cerca de la original. Lo cierto es que la vida, detrás de la máscara de Dioniso se acerca más al mundo que conozco como mi mundo, al mundo nuestro. A ese que nos pertenece por derecho y que tras siglos lejos de lo natural, no han arrebatado. La máscara de Dionisos es la que te da fuerzas para bailar el resto del baile sin ella. Sin miedo. Libre. Que el dios de la Vida, que el dios que se vuelve vino para libarse a si mismo, que el sol de invierno brille siempre en vuestros corazones iluminando el camino de retorno que nos lleva a nosotros mismos y fuera de la caverna de la ignorancia. Más allá de la lógica, en el baile de Baco!

Και του χρονου!!

16832005_1233143273449132_7034535990096213934_n

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: