Aster Heras

Diario de un sueño

Mi pequeño campeón

Hoy será un día grande para ti. Por fin, el gran trabajador, ese señor que trabaja de sol a sol para que tu tengas una vida bonita, viene a verte. Estás contento porque por fin tiene tiempo. Porque por fin, tras un año y siete meses se ha dignado a pasar un fin de semana aquí. Estás nervioso, en un año y cinco meses habéis hablado solo 3 veces. Yo te he dicho que no puede usar el teléfono en el trabajo. No sabes nada de dinero, no sabes nada de regalos porque cada vez que ha llegado tu cumpleaños, los reyes o fin de curso, has tenido las manos llenas de ellos, sin etiquetas y sin dedicatorias, regalos de la familia donde también y solo para ti está incluída el.

Solo espero que no te decepcione más, yo te prometo que esta es la última oportunidad que le damos. Y si de esta no funciona, tu madre se encargará de que no lo esperes más si nunca va a venir. Ya te llenaremos los espacios y huecos vacios que deje. Ya defenderemos tu derecho a ser feliz como una bandera, como lo imprescindible en nuestra vida. No más, ni una más. Yo te prometo que si de esta no funciona, los dos pondremos el punto y final.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: