Aster Heras

Diario de un sueño

Otro mes que se acaba… y con la luna…

Me levanté pronto, más bien dormí poco, pese a que me metí en la cama temprano. Me pasa ultimamente y debe ser que sin más me estoy haciendo vieja. Traté de dormir un poco más cuando Galena se fué a trabajar pero le estuve haciendo un rato competencia a las lechuzas de la ciudad. Así que manos a la obra, me levanté. Hice el salón y la cocina y he puesto incienso y velas en los altares. La casa ya está lista para el ritual de la noche, aunque hoy, dentro de un rato, después de las horas de colegio de Alex, limpiaré los dos altares y los dejaré listos para empezar de nuevo.

Es importante dejar atrás lo que ya no nos sirve. Hay que atreverse a tener un poco de piedad con nosotros mismos y entender que los fachos y los defectos sirven solo para pulir el alma. He aprendido en este mes a mirarme al espejo y a entender que lo he echado a perder tantísimas veces que me da miedo contarlas. He aprendido a dejar de buscarme culpable, pero a no proclamar a los cuatro vientos, que soy inocente porque no lo soy. Y que cosas. Después del disgusto, me he sentido por fin libre. Esta humana que escribe ha decidido sin más limitarse a ser mejor persona cada día. Esta humana que perseguía sueños gigantes es feliz en sus 90 metros cuadrados, con su jardín con limones y granadas y su mujer y su hijo. Esos son los cimientos de mi vida y sobre ellos intentaré que la gente que se cruce en ella, de aquí en adelante, conozca una mejor versión de mi cada día.

Aún queda un tiempo para que salga del viaje en el que me he metido. Aún quedan lágrimas que derramar, batallas que luchar y cosas que descubrir. Pero soltar equipaje me ha venido bien. Deshollinar los conductos que tanto tiempo llevan cerrados con sentimientos negativos siempre es un poco doloroso pero cuando termine el trabajo, tendré via libre para encender de nuevo la chimenea y disfrutar del calor que da. De la luz que emite. De una vida consciente y sin culpas, donde cada día sea un motivo por el sonreir y no un horas que dejar pasar.

Feliz noche de Hekate a todos. Que la Diosa acompañe vuestros pasos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: