Aster Heras

Diario de un sueño

Un año más, 35 :)

Mi hijo y yo, que últimamente hablamos mucho, tuvimos un diálogo ayer:

-¿Cuántos años cumples mamá?

-35 años.

-Wow! ¿Cómo has podido llegar a ser tan vieja?

Tragué saliva porque no me lo esperaba. Entonces me acordé de como veía yo a los adultos a su edad. Y es cierto, cuando tienes 8 años, 35 es el fin de la vida, es como otro mundo aparte. Entonces, mi pequeño maestro, ese pequeño ser que por algún milagro de la vida comparte su existencia conmigo me dijo.

-Pero no te preocupes mamá, yo te voy a enseñar a no ser vieja. Vamos a jugar. Y sacó su Mario, su Yoshi, su dinosaurio verde y unos Playmobil. Cerré el serio libro otra vez y me senté en el suelo con el. Entonces, su mundo de fantasía, de portales mágicos, de héroes que salvan al mundo me envolvió una vez más.

Tengo 35 años y cada mañana me levanto intentando aprender a vivir. He descubierto que me gusta andar sola, pero que tener una manada a la que volver es agradable, he descubierto este año que no me gustan las etiquetas, que no soy nada pero que puedo serlo todo. Que no tengo derecho a juzgar el camino de nadie si no lo camino desde sus zapatos y que incluso la gente que me ha hecho daño en algún momento de su vida, pueden tener razón. Este año es el año en el que he decidido dejar la muerte de mi madre atrás, las cosas que jamás me han perdonado y también las que no me he perdonado yo misma, he decidido cortar con la guadaña de Cronos tantas cabezas inutiles que de nada sirven para construir un presente sin ser vieja. Como dice mi hijo, aprendiendo a vivir como un niño.

Yo no se si soy una buena persona o el monstruo que me creen algunos. Si se que esta noche y mañana y pasado o mañana me levantaré intentando ser mejor cada día. Todos los héroes se caen. Todos se encuentran con su sombra en algún momento de su vida. Todos aprenden a mejorarse. Este año, dejo atrás todo lo que no me deja avanzar. Sin rencores y sin glorias. Solo en pros de la libertad. Aprender a sonreirle a la vida, bailar bajo la tormenta aunque el cielo esté tronando. Vivir como un niño, sonriendole al mundo.

Hola al 35º año de mi vida. Adiós, al 34º, ha sido todo un placer.

945516_10201091399625594_467447695_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: