Aster Heras

Diario de un sueño

El día del regreso

Ayer estuve en la playa, 22 minutos me separan de la playa si cojo el bus. Para alguien que ha vivido casi 10 años en Madrid, es como un sueño hecho realidad… ¿Sabéis que Alcalá de Henares es el punto geográfico más lejano del mar en la península? Ir a la playa viviendo allí supone toda una hazaña…

Bueno que me pierdo en detalles, como siempre…

Ayer dejé a Alex en el paidotopos. Tenía aun tres horas para empezar un tour con turistas muy pequeño, solo para enseñarlos a “usar” la ciudad porque iban a estar aquí 2 semanas. Decidí cogerme el tram y largarme a nadar un rato. Fuí a una playa feucha eh? Muy cerca del puerto y llena de tabernas y de turistas muy despreocupados, tanto como para fumar y arrojar el cigarrito a la arena o al mar. Estuve nadando. Purificándome. Moviendo el cuerpo. He hecho algunos avances respecto a mi cuerpo en los últimos meses, más vendran en breve. Al estar dentro del agua sentí que era momento de saludar a los Dioses. Recité dos himnos en voz baja, el de Poseidon y el de Hekate, que también es “Einalia”. Sentí a los dos claramente allí, incluso con todas las inclusiones humanas que me rodeaban. Terminé y me sequé. Tenía que volver pronto a casa, ducharme y salir pitando para el centro. Cogí el tram de nuevo para volver al autobus y a mi casa.

Un muchacho joven tenía un tatuaje precioso. La bandera de Grecia sin la cruz ortodoxa, en su lugar estaba la estrella de Vergina. Debajo estaba escrito en griego.

“El día del Regreso” 29-1-2010.

El chico se dió cuenta de que lo miraba y me disculpé diciéndole que me gustaban sus tatuajes. Me dijo casi disculpándose que no era griego, que no había nacido aquí. Sonreí porque conozco ese tono y esa respuesta. La he dado demasiadas veces. Le dije que ser griego no era nacer aquí. Pensé que seguramente era politeísta. Un turista de vacaciones, o un erasmus pasando aqui unos meses. El chico super amable  me enseño bien el tatuaje.Me dijo que se había tatuado esa fecha porque era el día que había venido por primera vez a Grecia. Al otro lado, llevaba un corazón rodeado con rosas negras, tatuado estaba su fecha de nacimiento “30 – 05- 1982”

“Son mis dos nacimientos” me dijo.

No abrí la boca. No dije nada. Pero también eran los míos. Yo también llegué a Grecia por primera vez el 29 de Enero de 2010 y nací el 30 de Mayo del 82. Yo tampoco nací aquí la primera vez que nací en esta vida. Me metí en el agua buscando respuestas y como siempre, en esta tierra mágica, la respuesta llegó en los brazos de un heleno, que había nacido fuera de casa, pero que había decidido como yo, regresar.

“El día del Regreso” o como decía Homero: Νοστιμον Ημαρ.

cam00106

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: