Aster Heras

Diario de un sueño

En la isla de los heroes…

Un día de una época mala, de esas en las que no te puedes levantar, de esas que lo único que quieres es comer pizza y beberte hasta el agua de los floreros me encontré en uno de mis sueños con Atenea.

La Diosa tenía una lechuza tamaño avión. Me pidió amablemente que me subiera. Recuerdo con claridad el tacto de las plumas en mi cara y la cara de la diosa mirándome. Tras un paseo por el mar, descubrí que habíamos llegado a una isla. Dentro de la isla, había un palacio precioso, de tonos rojos y amarillos, de marmoles pulidos que brillaban como el sol. El palacio estaba rodeado de animales. Miles de cerdos, leones, gallos, gallinas. Cuando el tercer cerdo se acercó a mi supe que estabamos en la casa de Circe.

Atenea me mandó guardar silencio y me llevó al salón principal. Odiseo, mi héroe favorito hacia el amor con Circe mientras los animales los rodeaban. En una copa con vino que había en su mano salía una serpiente, el vino se derramaba en sus cuerpos y parecía que no era la primera vez. Todo estaba lleno de comida empezada y Odiseo, estaba muy lejos de ser el Rey de Itaca que yo he admirado desde niña. No porque estuviera haciendo sexo mientras comía y bebia con una diosa. Si no por su actitud. Lo observé por mucho rato y parecía haberse olvidado de su hijo, de Itaca y de Penélope.

Le pregunté a Atenea por qué me enseñaba esa escena. No era a Odiseo perdido en los encantos de Circe a quien necesitaba ver ahora. La diosa me preguntó si conocía que seguía después. Le dije que Circe le daba la pista para continuar su viaje cuando Odiseo reafirmaba su voluntad de hacerlo y que incluso le daba la pista para triunfar en el Hades y salir victorioso de allí.

Sonreí. Lo entendí. Ella habló.

Todos los humanos caen. Todos. Un héroe aspira a ser Dios, la aspiración de un humano debería ser héroe. Y eso os coloca en el camino heróico. Y el camino del héroe se define por aprender a levantarse de las caidas ¿Quién eres tu hija mía para no permitirte caer cuando los héroes más grandes de la historia, aquellos que iban bajo mi mano se han perdido a veces? Perderse es parte del camino. La obligación de aquel que aspira a ser más, a llegar más allá es levantarse. Levántate. Todos los héroes han caído antes de ser dioses. Todos los humanos caeran infinitas veces antes de ser héroes.

Atenea me dió una abrazo y me cubrió con su capa. También me colocó un casco. Me desperté en el acto. Era de día y salté a la ducha. Me vestí y comencé a planificar mi vida. Ese día decidí que un día viviría en Grecia. Ese día decidí que un día cogería las riendas.

Παλλάδαν Περσέπολιν κλήζω
πολεμαδόκον αγνάν
παίδαν Διός μεγάλου
Δαμνήπολον ,Δαμασιππον ,Παρθένον

 

100_3617

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: